Cómo las marcas construyen relaciones al definir sus valores

Para una marca, construir relaciones es sencillo, pero no necesariamente algo inmediato. Hay 4 fases que siempre debemos tener presentes en este proceso: la confianza, los valores, el propósito y la personalidad.

¿Qué entendemos por los Valores?

Según la RAE, los valores son: la cualidad que poseen algunas realidades, consideradas bienes, por lo cual son estimables. Subsistencia y firmeza de algún acto.

En el post anterior hablamos de la confianza como uno de los ingredientes fundamentales para construir relaciones con nuestros clientes. Desde nuestra marca tenemos un sinfín de posibilidades a la hora de comunicarnos, solo debemos entender el contexto y tener claridad de lo que queremos decir.

La comunicación

La comunicación es un hecho recíproco. Revisando el comportamiento básico de los humanos podemos deducir que la comunicación se basa en la necesidad de expresar algo a una contraparte, ya sea de manera escrita, verbal o gestual.

Con las marcas sucede lo mismo, generalmente creemos que nuestra marca solo tiene la función de servir como imagen, es decir, solo como la parte visual de nuestra organización, y por lo general fallamos en entender que desde la identidad de la marca podemos definir cómo habla, cómo escribe, cómo piensa y cómo se expresa la misma.

La marca como un ser “vivo”

Si entendemos que nuestra marca funciona como un ser vivo, podemos deducir que también debe tener otras características compartidas, en especial con los seres humanos. Los valores se refieren a una de esas características.

Entonces, ¿qué son los valores para una marca?

Son un conjunto de límites y reglas que definen la cultura y personalidad de una marca. Estos lineamientos son el manual que guía las decisiones e incluso el comportamiento de todas las personas que pertenecen y hacen vida en la marca.

Por ejemplo, para nosotros en Syngulars, uno de nuestros valores fundamentales es «comunicar eficientemente». Esto quiere decir que, como diseñadores, como empresa y como personas, siempre buscamos ser claros y precisos en la forma de comunicarnos.

Tener nuestros valores bien definidos nos provee de una estrategia con la cual sabremos afrontar distintas situaciones a las que nos podamos enfrentar como empresa.

En la publicación del Harvard Business Review en el año 1996 titulada «Building Your Company’s Vision», los autores nos explican lo siguiente:

Los valores fundamentales son los principios esenciales y duraderos de una organización. Conforman un conjunto de principios atemporales y fundamentales que no requieren una justificación externa; tienen un valor y una importancia intrínsecos para aquellos dentro de la organización.

«Building Your Company’s Vision» de James C. Collins y Jerry I. Porras»

Si aplicamos este concepto a nuestra época actual, entendemos que ahora como consumidores buscamos conectarnos con las marcas en este mismo nivel. Al utilizarlos como recurso comunicativo, podemos conectar con las personas que resuenen con dichos valores y no necesariamente pertenezcan a la empresa.

¿Cómo identificar los valores de nuestra organización?

Primero debemos hacer una introspección en lo que queremos lograr como organización.

¿Cuál es el comportamiento ideal de mi marca?

Cuando decidí iniciar mi empresa, ¿por qué lo hice?

¿Qué práctica/s me molesta/n pero es común entre otras empresas del sector?

Al culminar de hacernos estas preguntas es probable que terminemos con una larga lista de «valores», pero es importante analizar y profundizar en esta lista para determinar cuáles de entre ellos son valores fundamentales y cuáles pueden pasar a ser parte de nuestras buenas prácticas como empresa. Debemos terminar con un número de entre 3 y 5 valores, los mismos deben ser inamovibles, invariables y decisivos en las acciones que realicemos como empresa, podemos pensar en ellas como en los mandamientos de nuestra empresa.

Para ayudarnos a descartar o saber cómo reconocer valores fundamentales de buenas prácticas, podemos preguntarnos lo siguiente:

Si alguien te ofrece $5000 USD para ignorar X valor, ¿lo harías?

Si alguien nos ofreciera a nosotros $5000 USD por realizar un trabajo que no cumpla con nuestro valor de comunicar eficientemente, es probable que busquemos la forma de hacer cambiar la opinión del cliente o por último rechazar por completo el trabajo. Solo siendo consecuentes con nuestros valores podemos ser la organización que queremos ser.

Por último, el poder intrínseco de las marcas reside en entender que sus componentes van más allá de solo un logotipo. Construir una marca desde una identidad sólida, con conceptos claros, nos ayuda a luego darle forma y características visuales que permitan comunicar coherentemente como organización.

¿Tienes los valores de tu organización definidos?, ¿aún no has iniciado pero crees que esto es algo que te puede ayudar a tener una estrategia como marca? o por el contrario, ¿has probado esto y no hizo ninguna diferencia? Somos Syngulars.cl y estamos disponibles para apoyarte en la co-creación de una marca que comunique, una marca que se humanice.

Escríbenos a somos@syngulars.cl

Comparte
Share on linkedin
Share on email
Share on facebook

Suscríbete para seguir aprendiendo sobre la relación entre tu marca y el crecimiento de tu negocio

Te escribiremos ocasionalmente, así que cero spam ;)

También te podría interesar